miércoles, 29 de diciembre de 2010

Gracias por habernos acompañado

Gracias. Así acabaron anoche once años de CNN+. Una cadena de referencia en la televisión nacional y en el ámbito informativo. Muchas cosas se pueden decir y se dicen ahora de la cadena. Escuela de periodismo y de buenos hábitos para algunos, acogedora de grandes profesionales de la información y ejemplo de lo que debe ser y no es, para otros.  Profesionales que han sabido mantener la compostura hasta el último momento, que han visto como sus sueños se apagaban de un soplido, como perdían sus puestos de trabajo, cómo muchos van al paro y han demostrado ser periodistas con mayúsculas.



El apagón de CNN+ no es más que el reflejo de lo que pasa en la sociedad. Una masa de gente que se deja lleva, que elimina de su día a día la mentalidad crítica y que se deja llevar por el conformismo más cómplice del que nadie puede hacer gala. Pero ¿por qué acaba CNN+?. Cosas de la fusión. El nuevo gigante de la comunicación en España, Telecinco avanza a pasos agigantados para llenar toda la parrilla de carne, de carne rosa, de entretenimiento y de contenidos baladíes. Y claro, un 24 horas todo noticias no entraba precisamente en sus planes. Sobre todo, teniendo en cuenta que la cadena ha sido radical con las críticas a algunos jefes o jefecillos a la italiana.

Pero qué puede sustituir a CNN+, qué puede haber con más rigor, con más estilo y que informe más al público. Pues un 24 horas de Gran Hermano. Sí, un 24 horas. Un 24 horas de vida ínfima, que ha pasado por encima del rigor y de la profesionalidad. Está pasando. Lo están viendo. Es Gran Hermano.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Trágico accidente en directo

Todo no vale. En un momento en el que la lucha por las audiencias es encarnizada, las televisiones arrojan toda la carne posible a las parrillas de su programación. Juguetes rotos, productos exprimidos, provocación, delincuentes en platós...y todo por sumar algunas décimas de share.

El pasado domingo, en la cadena alemana ZDF2, los espectadores pudieron presenciar cómo un joven se quedaba en coma y muy probablemente paralítico. En el programa Wetten Dass, una versión del ¿Qué apostamos...?, Samuel Kotch debía saltar con unos zancos sobre un coche en marcha para superar la prueba. El vehículo lo conducía su padre. Pero las cosas no salieron bien. El joven quedó tumbado en el suelo, inconsciente y permanece ingresado en coma inducido.



Tras la tremenda caída, el programa tuvo la deferencia y el acierto de no emitir la atención sanitaria a Samuel. Además, después del fatal accidente, el programa fue cancelado y Justin Bieber se quedó sin actuar. ¿Qué hubiera pasado si esto ocurre en España?. Me da la espina que la reacción hubiera sido muy diferente. Telecinco hubiera repetido hasta la saciedad las imágenes, a cámara lenta, a cámara rápida, con un detallismo trágico que roza lo vergonzoso. No lo digo por decir, es que hay antecedentes.

El presidente del consejo de administración de la cadena, y primer ministro de Renania-Westfalia, Kurt Beck, han comentado que lo ocurrido obliga a abrir un debate sobre la lucha por las audiencias en la televisión pública, y sobre los límites que no deben sobrepasarse cuando se quiere atraer espectadores con actos espectaculares y temerarios. Como siempre, toca lamentarse a toro pasado.

martes, 23 de noviembre de 2010

Carlos Baute y unas trufas de nocilla

Cada cierto tiempo, artistas ávidos de promoción se cuelan en la televisión buscando potenciales compradores a su música, libro, espectáculo o bodrio en su defecto. Es algo cíclico que ya tocaba. Esta vez ha sido Carlos Baute que ha estado de maratón por los platós de Telecinco y Cuatro, que con aquello de la fusión, ahora son uña y carne. Amigos de pellizco.

Su paso por El programa de Ana Rosa no ha tenido desperdicio. Una a su bola y el otro a la suya. Súper amigos ellos, como si estuvieran en una cafetería, iban vendiendo las excelencias de la productora y los regalitos que traerá la Navidad en forma de CD "pizza" como el mismo definió. Supongo que por el tamaño. Y así, entre cidis, dividis y demás -dis porque Baute, por aquello de internacionalizar la entrevista hablaba como si se hubiera tragado a cuatro ingleses y un norteamericano (del mismo centro de New York), iba avanzando la conversación. La siempre joven Ana Rosa tirándole los tejos al cantante. Y él contando historias de canciones y noviazgos para deleite del público femenino.
                            
Pero el momento cumbre, el de vello de punta, llegó con un "canta algo Carlos" que le espetó la presentadora. Baute, guitarra en mano, perpetró con un susurro su última canción. No más de 15 segundos que sobraron para comprobar los magníficos estudios de grabación de la compañía.

Por si no fuera suficiente. Enciendo la televisión y veo de nuevo a Baute, ahora, en El Hormiguero. Como en un dejavú, me sorprendo al escuchar la misma historia, casi con las mismas palabras. Igual de cansino, pero más subido de tono. La noche le debe confundir, entre movimientos de cadera para elevar la temperatura de las fans y comentarios de todo tipo, llegaron las trufas de nocilla. Kike San Francisco tremendo, como siempre, y Baute más pendiente del pelo, del pantalón, del cinturón, de los abdominales y el marcar dejó pasar el tiempo. Cosas de la promoción. Todo sea para que la gente deje de usar el Ares.

sábado, 20 de noviembre de 2010

La fusión visible

Hace varios meses que Telecinco y Cuatro se fusionaron en una operación controvertida y que recientemente ha contado con el apoyo definitivo de la Comisión Nacional de la Competencia. El grupo PRISA consigue así deshacerse de parte de sus empresas para ganar liquidez. El gigante de la comunicación presente en varios países, se tambalea desde la muerte de Polanco y sus responsables necesitan solvencia y liquidez de ahí que vendan parte de sus empresas.
Hace unos días, la cadena de Fuencarral comenzaba a promocionar la compra de acciones y anunciaba a Telecinco, Cuatro y Digital + como parte del mismo grupo.
El anuncio de fusión tuvo algunas consecuencias inmediatas en los trabajadores y caras visibles de Cuatro. El estandarte de la cadena, Iñaki Gabilondo dejó su puesto en los informativos para pasarse a CNN+. El periodista no dijo entonces los verdaderos motivos de su cambio. Gabilondo no quería estar bajo las órdenes de Telecinco en los informativos, ya que uno de los puntos de la fusión recoge que Mediaset se encargue de la línea informativa e ideológica del medio. Concha García Campoy valoró en una entrevista la fusión asegurando que " En Telecinco nos llamaban "los otros" porque no existíamos y nos nos habíamos dado cuenta".



Se avecinan meses de cambios. El pasado martes, Jesús Vázquez, uno de los presentadores estrellas de Telecino fichaba por Cuatro para un programa diario y otro en prime time. Hoy la noticia está en la posible marcha de El Hormiguero, producido por '7 y Acción' de Pablo Motos, a Telecinco a cambio de que CSI pase a Cuatro. Así Telecino obtendría la pieza que le falta en el access prime time.

La idea de las dos cadenas es mantener las líneas diferenciadas. Según Vertele Telecinco siguirá siendo la cadena del "entretenimiento más comercial", aspirando a mantener el liderazgo de las privadas, mientras que Cuatro conservará su imagen de cadena "diferente" e "innovadora", con perfil más "minoritario" y con especial atención a las series americanas.
Todas las posibilidades están abiertas y los cambios no han hecho más que comenzar. Esperemos que para bien.

martes, 16 de noviembre de 2010

Quién siembra vientos...

Los actos tienen consecuencias. Aunque algunos no quieran verlo, al final las tempestades vuelven en forma de denuncia. Eso es lo que le ha pasado a Telecinco. Con el atrevimiento y descaro del que hacen gala, la cadena feliz, la Belenadicta, la del Telecirco, la del todoporelshare ha recibido un nuevo varapalo judicial que tiene consecuencias inmediatas.

Tras su fracaso con España pregunta, Belén responde, TVE inició acciones judiciales por entender que la cadena de Vasile había copiado el formato de Tengo una pregunta para usted. Ahora, la justicia, le ha dado la razón a la pública.

El juzgado establece como medida cautelar que Telecinco no podrá emitir "por cualquier medio de comunicación, canal o página web" un programa que copie el formato de 'Tengo una pregunta para usted'. Además prohíbe a la cadena privada "cualquier explotación" del espacio de España pregunta Belen responde emitido el 3 de noviembre y además impide que se usen "fragmentos" en otros espacios de la cadena.El auto señala que se constata que "nos encontramos ante la misma estructura de programa, con un moderador, preguntas que formulan los asistentes y respuestas por el invitado".

Zas, en toda la boca. Evidentemente la cadena ha anunciado recurrir la sentencia y las medidas cautelares para seguir explotando el filón de lo morboso. Los adictos a los cuernos ajenos, a las miserias de los demás, a las bajezas humanas, a fijarse en los demás para, a lo mejor, no darse cuenta de que sus vidas están sumidas en el mismo fracaso, seguirán disfrutando de lo lindo con esta cadena. Pero la joroba siempre está atrás...

viernes, 12 de noviembre de 2010

Tonterías sí, pero las justas

Cada tarde el programa presentado por Flo (Cuatro, L-V a las 15:40) atrapa a miles de espectadores. Audiencia que no sólo les sigue por la televisión sino que triunfa en las redes sociales. Sobre todo al público más joven. Realmente el programa es bien tonto, pero el atípico tonto gracioso.



Flanqueado por Anna Simón, cuya estética arrastra seguro a algunos espectadores a sus pies y por el todoterreno y siempre sorprendente Dani Martínez, Flo vive en un mundo paralelo de hora y media de duración. A base de vídeos, imitaciones, sketchs... el programa consigue casi lo más difícil, provocar una carcajada. Una risotada motivada por la capacidad del trío para dejar de lado la vergüenza y lanzarse a lamer pies, bailar, cantar y darse corchopanazos hasta la saciedad. Puede que el éxito del programa venga de la buena sintonía que hay entre los presentadores, siempre que tienen ocasión se confiesan amigos detrás de las cámaras.



Cientos de personas en plató en una sola. La Duquesa de Alba, Jaime Ostos (con rap incluido), Jaime Peñafiel (ahí queda eso), Boris Izaguirre, Pedro Piqueras, Matías Prats, Iker Jiménez...cobran vida en el todo poderoso caricato Dani Martínez. Gamba incluída.



Es sin duda, un programa surrealista y cachondo, que hace olvidar por un rato las preocupaciones cotidianas. Un programa de diez.

sábado, 6 de noviembre de 2010

9x4=37. Los problemas crecen

A Telecinco le crecen los problemas. Si hace unas semanas se anunciaba una propuesta de sanción contra la cadena de Fuencarral por contraprogramar para perjudicar a Hispania, ahora es TVE la que ha anunciado una demanda contra ellos.

El pasado miércoles la cadena emitió el programa España pregunta, Belén responde, en el que la archiconocida y cansina exmujer de Jesulín se enfrentaba a preguntas del público seleccionado por la Fábrica de la Tele. El programa pretendía perjudicar a la serie revelación del año, Hispania. Pero nada más lejos de sus objetivos. Belencinco no consiguió vencer a Antena 3, es más, la audiencia dio un duro varapalo a la cadena dejándola con un escueto 15% de share mientras que Hispania obtenía récord de cuota de pantalla (25.8% de share) consiguiendo posicionarse como el programa más visto del día.


video

Parece que el producto se agota. La vida útil del formato va llegando a su fin. Sobreexplotada por productoras, programas y cadenas, la Esteban se debilita. En una cantinela constante, la copresentadora no ofrece nada nuevo y puede ser que ahí radique su problema. Al final de tanto oír la misma miseria la historia se hace cansina y soporífera.Y para colmo se tuvo que enfrentar a las bajas pasiones de un público selecto y removido por un animador que acabaría con agujetas en las manos de tanto aplaudir cada perla de la colaboradora. ¿Llegarías a prostituirte por tu hija?,¿Usas objetos sexuales para estimularte? fue de lo mejor que escuchó y manejó con hipocresía la volatilidad de su tabique nasal..."He tenido etapas de todo, pero no me considero enganchada a nada", remató. Olé.


Y si el batacazo no fuera suficiente, TVE demandó a Telecinco por plagio del formato. España pregunta, Belén responde se parecía sospechosamente a Tengo una pregunta para usted, pero sólo en el plató. Por lo demás, eran un huevo y una castaña. La pública ha pedido medidas cautelares para que no se vuelva a emitir en ninguna plataforma el espacio presentado por Jorge Javier Vázquez. Por si fuera poco Telecinco decidió no emitir el capítulo de Hospital Central que tenía anunciado y repitió uno en late night que se convirtió en líder de su franja.

Los romanos, con todos sus defectos, le dieron un repaso a Telecinco y a la Esteban que aseguró en varias ocasiones que pronto dejaría la televisión. Si dice la verdad será cuestión de tiempo. Mientras, el mito se degrada en juguete roto.

domingo, 31 de octubre de 2010

"Qué bueno el desayuno con Zumosol"

¿Qué hay detrás de lo que vemos? Es una pregunta de difícil respuesta, pero hay cosas que sí se dejan ver, que están ahí precisamente para eso, para ser vistas. Las colocan como quien no quiere la cosa, como algo casual, dentro de una escena cargada de inocencia, en principio.

Una de esas cosas que están ahí para ser vistas es un tipo de publicidad, el product placement o emplazamiento de productos. Una técnica publicitaria que consiste en exponer los productos dentro de los elementos de ambiente de las series, una forma de publicidad encubierta que ya ha sido denunciada en varias ocasiones, y por ello, desde hace un mes, las televisiones avisan antes de las series y programas que hay product placement insertado en los contenidos.

La publicidad busca nuevas formas de llegar al público debido a la saturación de los formatos tradicionales y a la ineficacia que presenta la publicidad tradicional. Además, el emplazamiento de productos, favorece la identificación del espectador con el personaje y tiende a la adhesión al grupo en determinados sectores de audiencia, sobre todo, los jóvenes. Junto a esto, las series buscan esta forma de publicidad como monetización propia. Cada vez más, los datos de audiencia pierden relevancia frente a otros factores. Son aquellos "contenidos extras" (como últimamente la venta de ropa) los que co-financian las producciones.
En España, el product placement fue introducido por Emilio Aragón en la serie Médico de familia donde toda la familia desayunaba en torno a una mesa cargada de pan 'Bimbo', 'Zumosol' o galletas 'María', y así, de aquella manera tan sutil nos vendían las excelencias de determinados productos. Hoy, el emplazamiento de productos sigue siendo una constante en alza. Las series de Globomedia destacan en el uso de ésta forma de publicidad cada vez menos encubierta. Suele hacerse de forma pasiva con presencia del producto en la escena o activa interactuando los personajes con el producto.

Aquí se puede ver el uso excesivo del product placement en la serie de Globomedia, El Internado.



En las series actuales se pueden encontrar multitud de ejemplos, como las golosinas 'Haribo' que empalagan los momentos más "tiernos" de algunas series como Física o Química. La publicidad siempre va a buscar la forma de llegar. Hay muchas cosas detrás de lo que vemos. Demasiadas.

sábado, 30 de octubre de 2010

Prats: "El periodismo se precipita por el desfiladero del sensacionalismo"

Es uno de los presentadores más carísmáticos y mejor considerado de la televisión actual. Realmente, de la televisión de siempre. Matías Prats lleva más de treinta años en la pequeña pantalla poniendo cada día su ingenio al servicio de la información.
La revista de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión publica este mes una entrevista con el presentador de Informativos 2 de Antena 3 en la que hace un repaso de su trayectoria y ofrece claves sobre la situación actual de la información en la televisión.

Prats asegura que "las noticias hay que ofrecerlas con solvencia. La comunicación tiene que ser sincera y leal con los espectadores. Transmitir la realidad tal como es. Basta con contar lo que ocurre limpiamente, con orden y rigor. Un informativo también es un programa de televisión y, como tal, debe entretener, ser interesante y ameno".

Pero va más allá, a la pregunta acerca de si hay un exceso de sensacionalismo en televisión, el periodista asegura que "Con la excusa de las exigencias de la encarnizada lucha por la audiencia, a veces el periodismo olvida sus señas de identidad y se precipita por el desfiladero del sensacionalismo. Si hay cadenas que eligen esa vía no soy quién para coartar la libertad de cada cual para expresarse. Después, está el espectador para elegir dónde o por quién desea ser informado. Al final, la gente se identifica con un informativo, una forma de transmitir las noticias y suele mostrarse fiel con el paso de los años, a no ser que te equivoques y les defraudes. Me he esforzado en no añadir nunca una interpretación personal ni una opinión del más mínimo sesgo. Mi posición ante la cámara ha sido de prudencia, he tratado tan solo de informar".



No le falta razón. Pero ni él puede escapar a ésa espiral. La atomización de las audiencias conlleva una lucha a la que las cadenas no son ajenas. El periodismo informativo está influído, coartado y viciado por la tendencia al espectáculo, a contar lo que cause interés y a ignorar el resto. Es la línea que separa a la soft news de la hard news. En otras entradas se ha tratado la actitud de los informativos de Antena 3 respecto a algunos temas. Es una constante en la televisión de hoy dejarse llevar por las bajas pasiones para arañar un punto de share. Cuando las cosas se hacen bien, hasta en esta profesión, duran. Sólo hay que saber hacerlas.

martes, 26 de octubre de 2010

El pulpo Paul ha muerto...

Noticia bomba. Con esto hay que abrir. Eso pensarían los directores del informativo de Antena 3 y así lo hicieron. Nada ha pasado en el mundo más interesante que la muerte del pulpo Paul. No había ninguna noticia más relevante que se mereciera aparecer en portada del informativo de una cadena nacional y de "prestigio" como Antena 3.

 Vea aquí el informativo
¿Y esto a qué responde?, pues siguiendo con la línea de lo comentado en el anterior post, las cadenas basan toda su programación en lo emotivo, en lo que despierta sentimientos en el público. Y esa contaminación se extiende a productos supuestamente serios como los informativos. En la teoría, la labor periodística se apoya en tres pilares: formar, informar y entretener.
Es una constante en los medios centrarse, casi en exclusiva, en entretener. Si no de qué iba a empezar un informativo con el pulpo Paul, una soft news que cause en el público lástima, por un animal tan relevante para España. Y las hard news las dejamos para más tarde. Que se pierdan en la maraña de vídeos, números de la crisis y demás tontunas. Total, eso no interesa a nadie. Que después viene 3D y cabreamos a la audiencia.

El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, pero los servicios informativos de Antena 3 tienen una tendencia a autolesionarse de aupa. El 11 de septiembre de 2009, abrieron con una noticia de repercusíón mundial. A Belén Esteban le habían prohibido hablar de su hija. Qué malo el Defensor del Menor. Cómo puede haber alguien tan perverso. Embrollados en lo visceral, en lo emotivo, en lo irracional. Y se quedaron tan agusto.

video

"Está de moda arrasar con el código deontológico del periodista para conseguir uno, dos o tres puntos de audiencia...y quizás tengamos que pedir disculpas por ofrecer información veraz". Curiosa reflexión. Ni Matías Prats, referente del prestigio profesional, se libró de leer el prompter con esta noticia. Mientras, las no-noticias siguen ganando peso y se ocultan cientos de informaciones relevantes. El pan y circo sigue su andadura. Antena 3 Noticias, cuestión de confianza.

Hispania reina en Letizia

Ayer fue una de esas noches en las que la cordura pareció imponerse. El estreno de la serie Hispania de Antena 3 superó en número de espectadores y en cuota de pantalla a la tv movie sobre Felipe y Letizia que emitió Telecinco.

Tras una semana de cambios en las parrillas por parte de ambas cadenas, de contra programarse mutuamente para proteger sus apuestas, anoche el público dio como vencedores a los romanos (4.768.000 espectadores, un 22,7% de share ), si bien, fue un duelo bastante igualado (4.270.000 seguidores, lo que se tradujo en un 20,9 % de share).

Y todo contrapronóstico. La victoria de Hispania fue tan sorprendente como la mala calidad de la tv movie. Desde hace tiempo en la televisión se tiende a la emotividad, al valor humano de los programas. Nada ocurre al azar, detrás de cada programa, de cada serie o concurso, hay una intención. Los mensajes no son inocentes. Que Telecinco se decida a hacer una tv movie sobre los Príncipes de Asturias no es casual. No es porque la cadena se haya envuelto en la bandera de la monarquía. Más bien será porque Telecinco juega como casi ninguna televisión con la función de entretener al público. Sabe que el morbo vende. Y le funciona el uso de la emotividad, consiguiendo "enganchar" a millones de espectadores a una historia que no ofrecía nada nuevo, bajo el sugerente título de 'Letizia: la transformación de una princesa'.

Toda su parrilla se articula en torno al valor humano, a la emotividad, a lo irracional, a lo visceral. Son estímulos recurrentes que emplean en todos sus programas y de los que no se libran ni los informativos cargados de soft news, no vaya a ser que la gente se asuste.
Y todavía hay que oír a voces tan autorizadas como algunos colaboradores de Sálvame decir que ellos están ahí para que la gente se olvide de sus problemas, para evadirlos de la realidad. Y claro, de tanta evasión, uno acaba preocupándose más por el no-divorcio de Belén Esteban que por la cotidianidad de su vida.

Anoche, se le ofreció al público la posibilidad de realizar un ejercicio de voyeurismo, rebuscar en la vida de los Príncipes, saber los entresijos de la Familia Real, pero sin caer en la cuenta de una obviedad. En la serie, se recrearon conversaciones tan íntimas que era imposible que alguien hubiera escuchado, y no me imagino a Don Felipe llamando a Mariñas para contárselo. O es que quizá, se lo inventaron. Todo sea por la ficción.

Los productores de contenidos juegan con algo que saben que funciona, la irracionalidad. Puede ser porque en nosotros haya más de emotividad que de racionalidad. Los acontecimientos que despiertan emociones gustan, provocan una catarsis que nos vincula irremediablemente a ellos. Y seguramente no seamos nosotros los culpables, ¿o sí?. El circo continúa.

viernes, 22 de octubre de 2010

Operación chile: los mineros se quedan sin voz


La primera vez. Exclusiva mundial. Mineros chilenos. Morbo informativo. La noche de ayer en Antena 3 reunía todos los requisitos para enganchar a millones de personas frente al televisor. Pero nada más lejos de la realidad, la cadena del Grupo Planeta obtuvo anoche un paupérrimo 5% de share sin llegar al millón de espectadores.


¿Y qué pasó para que tuviera tan poca audiencia?. Que la gente, puestos a elegir, optó por unos encerrados en lugar de unos atrapados. El público prefirió ver cómo 20 personas pasan su particular peregrinaje de forma voluntaria y dejar de lado, quizá por obsoleto, a los mineros chilenos. O quizás no.

Vea aquí la llegada de 'los mineros' a Antena 3
Quizás la culpa la tuvo Antena 3, buscadora incansable de un formato que levante sus audiencias, que alargó durante cuatro horas de horario estelar (prime time), un entrevista lenta, cargada de microrreportajes, con un Cantizano multiusos que parecía presentador de Eurovisión y en un plató lúgubre, lleno de cartón-piedra y pantallas de plasma. No llego a adivinar qué pretendía anoche la cadena. El programa se convirtió en un ¿Dónde estás corazón? cualquiera. Pero ni eso, no consiguió emocionar con los testimonios, faltó sensibilidad en el tratamiento y sobró sensiblería. ¿El resultado?, un programa frío, largo y aburrido.

O puede ser que de tanta polución informativa, el público ya no tuviera ganas de revivir la pesadilla de 33 personas. Un rescate seguido minuto a minuto en el que millones de euros estaban en juego. Y no sólo por la operación en sí. Detrás del campamento Esperanza había, precisamente eso, pero también intereses en un peligroso fifty fifty.
Televisiones de todo el mundo alquilaban apenas un metro cuadrado de tierra del campamento para hacer sus directos, marcas comerciales escondían los ojos de los mineros, miles de euros a las familias para que su familiar fuera el primero en hablar...y el presidente chileno en una campaña de prestigio internacional envuelto en patriotismo que muchos quisieran para sí mismos. Por encima de eso, un pacto entre personas, hablar de uno mismo y no de los demás.

Lo que está claro es que Antena 3 sigue dando palos de ciego. Desde hace bastante tiempo no encuentra un programa que levante sus decrépitas audiencias. Y no será porque no lo intente. 3D, Karlos Alguiñano, programas especiales, series, que tras ver la luz acaban condenadas al ostracismo.
Anoche, Antena 3 se quedó atrapada en un lugar tan oscuro como aquella mina chilena.

jueves, 21 de octubre de 2010

De estreno

Hoy comienza esta aventura que pretende ser emocionante: Crear mi propio blog. Algo que en principio no parece muy complicado pero que sin duda requerirá de trabajo y tesón para mantener actualizado los contenidos y conseguir seguidores.
Aunque surja en el contexto de la asignatura de Producción Periodística, este blog permite una ventana a un mundo muy complejo e iniciar el camino de darnos a conocer.
El tema de este blog está claro desde el inicio. La televisión es un mundo que me gusta como fenómeno, como creadora de opinión. La tendencia a pensar en que "si algo no está en la televisión no existe" le otorga ése poder de convicción, de manipulación y de control sobre lo que la audiencia deba pensar u opinar sobre un determinado tema en un momento determinado.
En la actualidad, en pleno proceso de expansión de la TDT y de la TDT de pago, las cadenas viven una auténtica lucha encarnizada por conseguir décimas de share que lo aupen al primer puesto del ranking de los programas más vistos.
Hasta hace poco tiempo, la falta de diversidad en la oferta hacía que cinco o seis cadenas nacionales se repartieran "el pastel" de las audiencias y conseguir un 20% de cuota de pantalla era algo asequible para los programas. Hoy, con una oferta que supera los 30 canales en TDT, la audiencia tiene la capacidad de elegir, de seleccionar, qué ver y qué no, por lo que los resultados de los contenidos televisivos han descendido en términos porcentuales de audiencia.
A las cadenas sólo les queda  contra programarse, explotar temas hasta límites insospechados (recientemente el caso de Belén Esteban) y exprimir sus productos, con la esperanza de que la gallina de los huevos de oro no se acabe nunca. Algo imposible.